La publicidad en la filatelia

Escrito por Carlos Lanz Hernández-García.

 

Rebuscando, ordenando, clasificando y pasando el rato del Domingo lluvioso, me encuentro la típica caja metálica de bombones vasquitos y pastillas nesquitas, al abrirla encuentro cosas que me acuerdo, cosas que no me acuerdo y por último cosas que no tenía ni idea de que tenía.

Esto que acabo de mencionar es muy repetitivo en un coleccionista con más de 30 años de amontonamiento, siempre pensando en el futuro y que esta pieza seguro que va a subir de precio. Como en la bolsa nos ha salido todo al revés.

Vamos al asunto: lo que encuentro es un envoltorio publicitario que podía ser una carterita muy primitiva de venta de sellos y timbres. Yo no tenía conocimiento de que correos vendiese este tipo de carteritas, es más creo que puede ser una iniciativa privada de algún estanco. Lo curioso es la publicidad.

 

 

Estos laboratorios de origen catalán tuvieron la idea de hacer un tipo de publicidad distinto, me gustaría saber cómo se hizo la negociación, “vamos a hacer unas carteritas para guardar los sellos y los timbres y anunciáis vuestros productos”, lo que igual no sabía el supuesto dueño del estanco era que tipo de productos fabricaba este laboratorio.

Me imagino en la tienda al dependiente vendiendo sellos y orientando sobre cuantas pastillas de PURGANTE YER tienes que tomar para que haga los efectos de laxante o de los maravillosos resultados del HEMORROIDOL YER.

 

 

 

Vuestros comentarios y opiniones pinchando aquí.

LA CENSURA EN NUESTROS DIAS

Escrito por Carlos Lanz Hernández-García.

Desde los tiempos de nuestra guerra y con ello creo que todo el mundo sabe a lo que me refiero, yo creía que el correo censurado era cosa del pasado, pero ha llegado a mis manos la siguiente carta.